De luces y bicis

Publicado en Oct 26, 2013

Esta noche cambian la hora. Es una expresión rara; como la sensación que provoca. Se hará de noche antes. Habrá que usar más las luces, porque tenemos que dejarnos ver. Literal en el más amplio sentido. Así que este post va de luces para bicis y ciclistas.

luces para bicicletas Los Martínez Banco de bicis Alquiler de bicicletas especiales

Luz hasta en los tapones

tapones luces para bicicletas Los Martínez Banco de bicis Alquiler de bicicletas especialesY cuando nos hemos puesto a investigar, es decir, a googlelear, pensando en focos, leds mínimos, leds elegantes y hasta leds hasta con mensajes, retroiluminación, pilas, dinamos, ruedas calientes, reflectantes, frontales, pedales con luz y linternitas de todo a cien… ¡voilá! Nos han aparecido hasta dos webs dedicadas específicamente a esto. Ole. Este va a ser un post fácil y rápido. Y visual.

  • Una de las webs es un blog y en un alarde de sencillez se llama Luces para bicicletas. De las que habla Jorge Salas, nos han sorprendido mucho mucho las luces-tapón. Pero justo teníamos en casa a dos chicas suizas que llevan años usándolas y dicen que son magnéticas y no gastan pilas. Ole reole.
  • La otra web es toda una tienda online, internacional y tal, en la que venden de todo, pero también el nombre nos ha llevado directos a ella, Light in the box, pero para no perderos os aconsejamos pinchar directamente en este link directo al apartado “Luces para bicicleta”, que además está de oferta.

Participio reflectante

capa reflectante luces para bicicletas Los Martínez Banco de bicis Alquiler de bicicletas especialesVamos con un párrafo, breve, breve sobre elementos reflectantes. Aunque todas las bicis modernas llevan ya sus llantas o cubiertas recubiertas de material reflectante, no está de más usar algunas piezas externas. Y no, no, no estamos pensando en esas terribles prendas de rechiscantes colores fosforito. Para nada. Más bien lo que queremos decir es algo que Eli domina. Mientras hablamos sobre la fabricación de un Chubasquero Martínez (aquí hay tema para otro post. ¿Nos ayudáis?), os dejamos con la maravilla que Eli hizo en una de sus impagables sesiones de Ciclocostura. Atención a los botones. Eso es estilo ciclero.

Arte y pensamiento

Ya puestos, hemos descubierto al artista de la luz Eric Staller (foto de abajo) gracias a este precioso post de Blog BTT del que hemos tomado prestada la foto de inicio y hemos rebuscado una de las impactantes intervenciones artísticas de Luz Interruptus que iba de bicis, de cuya web extractamos:

Una cálida noche del mes de abril, salimos a la calle cargados de luces para llevar a cabo nuestra instalación Bicicletas buscan dueño. Con ella pretendíamos motivar a la gente para que use la bicicleta en sus desplazamientos por la ciudad, ya que constituye una alternativa saludable y económica al transporte público que acaba de subir un 11% de media y que en algunos casos ha duplicado su precio; además de ser una manera efectiva de paliar la contaminación ambiental que cada vez es más preocupante para la salud de los madrileños y por la que la Unión Europa amenaza seriamente con sancionarnos. Para conseguirlo, usamos molestos bolardos de la calle, ya lo hemos hecho en otra ocasión, no podemos evitarlo, están demasiado presentes en muestra vida gracias al uso y abuso que de ellos hace el ayuntamiento, en su empeño por evitar huecos por los que los coches puedan acceder al espacio reservado a los peatones.

Hablando de luces, aprovechamos para comentar las pocas que tienen algun@s, y no nos referimos sólo a (algunos) taxistas, de conductores y conductoras, de peatones y peatonas: hablamos también de ciclistas que no atienden a ciertas luces, las de los semáforos. Tampoco nos vamos a poner pejigueros, porque todos nos hemos saltado alguna que otra, pero es que se ven unas cosas… que colgadas parecen bolsas. Hay que (man)tener cabeza.

luces-bicis-eric-staller

COMPARTE EN…Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Entrada anterior

Nuestra BH años 60, de moda

Entrada siguiente:

Los Martínez le devuelven la sonrisa a una niña por Navidad